Menu
Facebook Twitter Youtube Youtube

Exclusión de la educación

La educación es un derecho de todos los niños y niñas. Si los niños y niñas en Colombia han de liberarse de la pobreza, la educación es crucial. Esto les permite contar con opciones y oportunidades para construir vidas independientes y satisfactorias. La educación es también una alegría en sí misma. 

La situación actual en Colombia

A pesar de que la constitución colombiana exige que los niños y niñas de entre cinco y quince años asistan a la escuela, actualmente aproximadamente 1.2 millones de niños y niñas colombianos/as (11% de todos los niños y niñas en edad escolar) no reciben ningún tipo de educación formal.

Aunque las tasas de matriculación son a menudo altas, permanecer en la escuela puede ser difícil para los niños y niñas que se encuentran en una situación de mayor riesgo. En efecto, solamente alrededor del 88% de quienes se matriculan en la escuela primaria, permanecen allí hasta el último grado.

Hay muchas razones por las que los niños y niñas abandonan la escuela. Estas incluyen las barreras de acceso, tales como el estigma en torno a la discapacidad y a las necesidades educativas especiales, las fronteras invisibles que afrontan los niños y niñas que viven en vecindarios controlados por pandillas, o las largas distancias y la falta de infraestructura que enfrentan los niños y niñas en áreas rurales cuando viajan a la escuela más cercana.

Factores como la desintegración familiar, la presión para trabajar o para cuidar a los hermanos menores, los costos de los libros y los uniformes, el embarazo temprano o el matrimonio, o la violencia en las escuelas y la comunidad local, también obligan a los niños y niñas a abandonar la escuela de forma temprana .

Las décadas de violencia extrema en la sociedad colombiana, se han extendido a las escuelas, exponiendo a los niños y niñas al abuso físico, a la violencia sexual y al acoso por parte de sus compañeros/as. Estudios recientes sugieren que 1 de cada 5 estudiantes colombianos ha sido víctima de discriminación abierta e intimidación en la escuela – es decir, alrededor de 2 millones de niños y niñas.

Los grupos armados ilegales y las bandas también se dirigen a las escuelas para reclutar estudiantes como miembros, obligándolos a transportar drogas o armas dentro y alrededor de la escuela, o involucrándolos en explotación sexual comercial.

Muchas escuelas no tienen las estructuras o el conocimiento para prevenir o enfrentar estas formas de violencia.

Riesgos para los niños, niñas y adolescentes

Los niños y niñas que experimentan violencia o discriminación en la escuela, declaran sentirse atemorizados/as de asistir allí y tienen una reducción en su desempeño académico. Cuanto más tiempo dejen de asistir a la escuela los niños y niñas, resulta menos probable que en algún momento regresen con éxito, debido a la brecha entre su edad y su nivel académico.

Los niños y niñas que no asisten a la escuela, se encuentran en alto riesgo de sufrir violencia o explotación sexual comercial, de ser reclutados por pandillas o grupos armados ilegales y de quedar atrapados en un ciclo de pobreza y exclusión social. 

¿Qué está haciendo Children Change Colombia?

Hemos trabajado con socios locales para abordar una amplia variedad de asuntos desatendidos que amenazan la educación de los niños y niñas en Colombia. En los últimos años nos hemos enfocado en los siguientes temas:

  •  2015 – 2016: Bajo rendimiento y exclusión de la educación en Buenaventura (Fundación Carvajal);
  •  2011 – 2016: Violencia contra niños y niñas en las escuelas (Corpolatin);
  •  2007 – 2012: Deserción escolar de los niños y niñas trabajadores/as (ACJ Cali).

En la actualidad, no estamos financiando algún proyecto directamente orientado a mejorar la educación de los niños y niñas. Sin embargo, todos nuestros aliados ayudan a los niños y niñas en situación de riesgo a conocer y a exigir sus derechos, incluido su derecho a una educación accesible y de alta calidad.

Nuestros aliados nos dicen que los niños y niñas con quienes trabajan, tienden a volverse más comprometidos/as con sus estudios como resultado del conocimiento de sus derechos, y del optimismo hacia el futuro que adquieren por su participación en los proyectos.

Estamos muy interesados en continuar trabajando directamente en mejorar el acceso a la educación para los niños y niñas más vulnerables de Colombia. Este año estamos enfocando nuestros recursos en investigar las amenazas más graves y actuales a la educación de los niños y niñas, particularmente aquellas que están recibiendo la menor atención por parte del gobierno o de otras ONG en Colombia.

El resultado de esta investigación nos permitirá identificar el/los siguiente/s asunto/s descuidado/s que amenaza/n el derecho de los niños y niñas a la educación, y en el/los que trabajaremos en un futuro próximo.

Logros recientes de CCC para afrontar este tema desatendido:

  • En 2015 y 2016, 550 niños y niñas de primaria mejoraron su rendimiento académico, incluyendo la alfabetización y las matemáticas, gracias al dinámico programa educativo extracurricular de nuestro aliado Carvajal.

  • En 2016, la Secretaría de Educación de Buenaventura respaldó el modelo educativo de Carvajal, reconociendo que al mantener a los niños y niñas en la escuela, y mejorando los estándares académicos, se protegía a los niños y niñas de la amenaza de la violencia, la participación en pandillas y el trabajo infantil.

  • En 2016, 156 niños, niñas y jóvenes 'se graduaron' del proyecto de nuestro aliado Corpolatin como Agentes de Paz, habiendo aprendido herramientas prácticas para protegerse a sí mismos y a sus compañeros de la violencia y del abuso en sus escuelas.

  • En 2016, Corpolatin impartió capacitación a 62 maestros de 5 escuelas, en la que aprendieron cómo asegurar que sus alumnos se sientan seguros y escuchados.