Etnoeducación en providencia del Chocó colombiana: la lucha de CC contra el trabajo infantil en las minas de oro ilegales y la siembra de drogas

 

El Chocó, el departamento más occidental de Colombia, es una de las zonas con mayor biodiversidad del planeta y se considera una selva tropical exuberante y llena de vida. Sin embargo, detrás de esta fachada paradisíaca se esconde una dominación clandestina de grupos armados, quienes incitan el terror en las comunidades indígenas locales y explotan sus recursos. El principal atractivo de estos grupos armados que operan en la zona es la presencia generalizada de un mineral clave: el oro.  A pesar de que el 90% de estas minas son ilegales, estas bandas ejecutan operaciones bien establecidas para extraer este recurso, usando el trabajo infantil como principal mano de obra. También grupos armados tienen una enorme influencia y control. en las siembras de droga en la industria del narcotráfico, donde reclutan a niños para cultivar grandes extensiones de plantas de coca.

“Mis amigos y yo soñamos con tener una mejor educación. Es hermoso donde yo vivo pero hay muchas cosas que no tenemos -salud, un buen hogar, educación- y el conflicto armado nos está causando más y más problemas. Quiero aprender a superar los problemas que enfrentamos en nuestra región para aprovechar al máximo los recursos que ofrece nuestra tierra.  Para ello necesitamos mejores colegios, de otro modo los niños como yo seguiremos perteneciendo a grupos armados o desplazándonos a la ciudades- esto haráque nuestras familias se pongan tristes y que nuestra cultura local y tradiciones se perderán por siempre”.

Según la Coalición contra la Vinculación de Niños, Niñas y Adolescentes al Conflicto Armado (Coalico), entre enero y el 13 de mayo de 2020, el reclutamiento de menores incrementó en más del 100% con 123 casos, en comparación con 67 que fueron registrados en el 2019, haciendo del Chocó una de las regiones más afectadas en todo Colombia.

Además de las repercusiones obvias para la seguridad y derechos humanos de los niños, la presencia de grupos armados también ha sido un efecto perjudicial tanto para el medio ambiente como la educación infantil. Las limitaciones en el sistema actual significan que las cifras de deserción escolar sean elevadas, con niños que generalmente abandonan el colegio con el propósito de pertenecer a grupos armados. De hecho, muchos colegios en la región están enfrentando cierres debido a la decreciente asistencia estudiantil.  Los estudiantes simplemente no sienten que la educación sea una opción viable para mejorar sus circunstancias materiales y, por lo tanto, generalmente, la consideran poco importante. 

¿Qué estamos haciendo para abordar este problema?

Nuestra organización aliada, Acadesan, ha estado trabajando por más de 20 años en esta zona, combatiendo las problemáticas que impiden que los niños accedan a una educación de calidad, ayudándoles a permanecer en el colegio y alcanzar su mayor potencial. Nuestro  proyecto actual con Acadesan se enfoca en trabajar con colegios rurales en el Chocó, brindándoles un  modelo pedagógico propio que combina la etnoeducación, enfocada a la cultura afrocolombiana, con métodos de enseñanza tradicionales. Estas nuevas estrategias están diseñadas para motivar a los niños a estar en el colegio  y educarlos en el patrimonio etnográfico.  

education

Adicionalmente, el proyecto proporcionará a colegios  la pionera aplicación O-Lab, una plataforma educativa que no requiere de conexión a internet  hecha a la medida de las necesidades y costumbres de los niños afrocolombianos locales. La cual es parte de una emocionante colaboración entre nuestros aliados Acadesan y El Origen que Children Change Colombia facilitó. A través de la creación de esta colaboración entre organizaciones locales innovadoras, logramos mantener niños en el colegio, mitigar el daño de la presencia de grupos armados y proteger los derechos de los niños.

Cada mes, el proyecto ofrece atractivos talleres educativos extracurriculares  con profesores y estudiantes,  enfocados en desarrollar habilidades socioemocionales entre los niños para prevenir deserciones escolares y reclutamiento forzado por parte de grupos armados ilegales. CCC y Acadesan reconocen que la resolución de conflictos,  el manejo emocional y  la aceptación de opiniones diferentes son habilidades vitales para que los niños se protejan a sí mismos y a sus comunidades en situaciones desafiantes.

Más Noticias

Un intercambio artístico y cultural entre Quibdó y Paris

Los niños y jóvenes de nuestro proyecto se van a París para un intercambio intercultural

Conoce a una de nuestras líderes juveniles, Sandra

“Salí de esa situación y cambió mi vida. Mi vida dio un giro extraordinario”.

Visit our YouTube Channel