PROBLEMA CLAVE DESCUIDADO

Reclutamiento en grupos armados y reintegración a la sociedad

Los niños, niñas y adolescentes con quienes trabajamos, viven en barrios marginales en expansión o en comunidades rurales remotas en donde prevalece la violencia y la inseguridad. 

La violencia prolongada y la pobreza en Colombia han llevado a  miles de niños, niñas y adolescentes a ser reclutados en grupos armados y pandillas por la fuerza o bajo la impresión de que convertirse en un miembro de estos grupos, les ofrecerá un escape de la pobreza extrema.

Los grupos armados abusan violentamente de los niños, niñas y adolescentes que reclutan y aquellos que intentan  escapar de la violencia, se arriesgan a pagar la decisión que tomaron, con su vida. Aquellos jóvenes que logran escapar, se exponen a una severa estigmatización y al apoyo insuficiente del gobierno. 

La situación actual en Colombia

Es imposible saber la cifra real de niños en Colombia que han sido reclutados por grupos armados, debido a que hay muchos casos que no están documentados.

De acuerdo a cifras oficiales, entre 1985 y 2020 más de 7,400 menores de edad colombianos fueron reclutados forzosamente y alrededor de 16,000 niños fueron asesinados en medio del conflicto.

Además, los estudios muestran que muchos más niños, niñas y adolescentes corren el riesgo de pertenecer a grupos armados para usarlos como mensajeros, para tener relaciones sexuales, como narcotraficantes y niños que trabajan- que son formalmente ‘reclutados’ en sus rangos como ‘combatientes’. En otras palabras, es probable que la cantidad de niños recluidos en el mundo violento de los grupos armados sea mucho mayor que las estimaciones de reclutamiento formal.

Riesgos para los niños

En comunidades con una alta presencia de grupos armados o pandillas, los niños, niñas, adolescentes y jóvenes no tienen un lugar seguro que no esté rodeado de violencia o un lugar en donde pensar acerca de sus metas y planes fuera del conflicto.

La amenaza de la violencia y el reclutamiento también afecta la asistencia de los niños a la escuela, el cual es una de las razones por las altas tasas de deserción escolar en los lugares más marginados en Colombia.

Los niños, niñas y adolescentes reclutados por los grupos armados son forzados a cometer atrocidades como prueba de su lealtad al grupo y, aquellos que no completen las tareas requeridas, corren el riesgo de ser acusados de colaborar con “el otro bando” y enfrentan represalias violentas. Los niños reclutados también enfrentan altos riesgos de violencia sexual y explotación.

Los niños, niñas, adolescentes y jóvenes que logran escapar o son desvinculados, han crecido con una experiencia de vida muy diferente a aquellos de su edad, lo cual dificulta la reincorporación a la sociedad. También se enfrentan a una severa estigmatización por parte de la comunidad en donde se establecen, que puede obstaculizar aún más su reintegración.

Los niños, niñas y adolescentes que logran reintegrarse con éxito a la sociedad corren el riesgo de reintegrarse a pandillas y grupos violentos ya que es la única vida que han conocido.

¿Qué está haciendo Children Change Colombia?

CCC está ayudando a nuestros aliados locales, como Fundación CRANTiempo de Juego, a que las comunidades sean lugares seguros en donde los niños puedan crecer. Nuestros aliados han desarrollado programas para mantener a los niños fuera de las calles y lejos de la violencia y la amenaza de reclutamiento.

CRAN (Bogotá)

Cada año nuestro aliado CRAN (Bogotá y Meta) proporciona hogares tutores y apoyo psicosocial para niños y niñas que han estado vinculados a grupos armados ilegales, con el fin de superar los traumas que han experimentado y ayudarlos a desarrollar las habilidades de vida necesarias para reintegrarse en la sociedad,  acceder al apoyo estatal y pertenecer al sistema legal si es necesario.

En áreas rurales donde los niños se enfrentan a riesgos altos de reclutamiento por parte de grupos armados, CRAN educa a las organizaciones de comunidades locales en cómo proteger alrededor de 300 niños y niñas cada año. También  se incluyen a empleados, proveedores de la educación y organizaciones locales con el fin de erradicar el estigma al cual estos niños generalmente se enfrentan y se aseguren de que les proporcionan  un acceso igualitario a sus servicios. 

Tiempo de Juego (Bogotá)

Nuestro aliado Tiempo de Juego aborda esta problemática desde un ángulo diferente, promoviendo el liderazgo juvenil positivo, la comprensión de los derechos y los entornos de protección dentro y fuera de la familia, con el fin de prevenir que los niños y jóvenes se involucren en pandillas y en circunstancias donde ellos ya hacen parte de una pandilla, para reducir el riesgo a los que ellos están expuestos.

Ellos trabajan con 100 niñas y niños en el Sistema de Responsabilidad Penal para Adolescentes, también con sus familias. Las familias aprenden sobre los riesgos que traen para los niños pertenecer a pandillas y cómo protegerlos.

Les brindan deportes, arte y actividades terapéuticas (como yoga, música y drama), todos con un especial énfasis en desarrollar habilidades en pensamiento crítico, empatía y manejo de emociones.

Historia de Cecilia

Cecilia asiste a nuestro proyecto con CRAN

“Cuando por primera vez dejé la guerrilla, asistía a una institución a tres horas de la ciudad donde vivía. Más de 100 niñas vivían allá, con seis o siete durmiendo en cada cuarto y solo tres baños para todas. Las personas que dirigían la institución eran muy estrictas. Teníamos que levantarnos a las 3 am para limpiar todo el lugar y no nos dejaban estar cerca de ninguna ventana porque pensaban que íbamos a escapar.

Un día, viajé para Bogotá con una persona que trabaja para el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar ICBF. Ellos me explicaron que venía hacer parte del proyecto CRAN y vivir con una familia en un hogar tutor que quisiera cuidarme. Al principio, se me hizo muy difícil y tuve muchas discusiones con la familia de acogida. Me sentí enojada, rebelde y quería vengarme del mundo por haberme tratado tan mal.

Desde que empecé en CRAN, me he adaptado y logrado mucho. Inclusive empecé la secundaria y me gradué hace tres meses. Mi familia sustituta me cuida sin importar que yo esté enferma o de mal genio. Ahora tengo confianza en mí misma ya que siento que tengo un fuerte vínculo con mi familia, quienes me tratan con mucho amor y respeto. Solía sentirme como si no fuera nadie, ahora mi mamá sustituta generalmente me dice lo orgullosa que está de mí.

También disfruto los talleres de CRAN, donde conozco otros chicos que están en el mismo programa y salgo de excursión.

Mi sueño es estudiar hotelería y turismo para ser una mujer de negocios y tener mi propia cadena de hoteles. Estoy a punto de empezar a estudiar un técnico en  servicios en restaurantes, un gran paso hacia este sueño.

Durante mi primer año con CRAN solía pensar en escaparme. Me alegro de no haberlo hecho, ya que no estaría aquí, no estaría en el programa de CRAN y no habría podido compartir mi historia”.

Organización benéfica registrada en el Reino Unido No. 1075037.
Sociedad limitada por garantía 3731943
Children Change Colombia es un miembro registrado de The Fundraising Regulator Service.

Desarrollado por SAP BUSINESS GROUP